¿Por qué contratar un proceso de coaching?

Existen muchas razones, aunque en general, lo contratarías porque quieres más y mejores resultados en cualquier área de tu vida.

Algunos ejemplos:

  • Tienes en mente una meta pero no sabes cómo abordarla.
  • Quieres avanzar pero te sientes bloqueado.
  • Sientes que quieres cambiar de rumbo personal o profesionalmente.
  • Quieres mejorar tus relaciones.
  • Quieres afrontar una situación delicada o difícil.
  • Quieres tomar consciencia de lo que realmente deseas hacer.
  • Necesitas organizarte mejor y conciliar las áreas de tu vida.
  • Tienes que adaptarte a un nuevo puesto.
  • Quieres tomar consciencia de tus fortalezas y mejorar tu autoestima.

La finalidad del proceso es que tú consigas los retos que te propones y esto supone que alcances resultados extra-ordinarios, es decir, resultados que van más allá de los que tú podrías conseguir por ti mismo y en ese tiempo.