¿A quién se dirige el coaching?

Esta metodología es apropiada para ti si eres libre en tu voluntad y capacidad de acción y te encuentres ante situaciones que no sabes muy bien cómo manejar o te sientes limitado para hacerlo. Por ejemplo, si quieres tomar alguna decisión, definir tus metas, reorientar tu vida, adaptarte mejor a los retos del trabajo, mejorar tus relaciones, en definitiva, si quieres sentirte más a gusto contigo mismo.

Para que puedas ser cliente de coaching necesitas:

  • Disposición a invertir un tiempo y una dedicación al proceso y las implicaciones que conllevan las decisiones que tomas.
  • Disciplina para llevar a cabo tus compromisos.
  • Voluntad de cambio.

Honestidad contigo mismo para darte cuenta de qué haces, cómo y para qué.