preguntas-frecuentes-coaching

Estas son las preguntas que nos hacen con más frecuencia.

Existen muchas razones, aunque en general, lo contratarías porque quieres más y mejores resultados en cualquier área de tu vida.

Algunos ejemplos:

  • Tienes en mente una meta pero no sabes cómo abordarla.
  • Quieres avanzar pero te sientes bloqueado.
  • Sientes que quieres cambiar de rumbo personal o profesionalmente.
  • Quieres mejorar tus relaciones.
  • Quieres afrontar una situación delicada o difícil.
  • Quieres tomar consciencia de lo que realmente deseas hacer.
  • Necesitas organizarte mejor y conciliar las áreas de tu vida.
  • Tienes que adaptarte a un nuevo puesto.
  • Quieres tomar consciencia de tus fortalezas y mejorar tu autoestima.

La finalidad del proceso es que tú consigas los retos que te propones y esto supone que alcances resultados extra-ordinarios, es decir, resultados que van más allá de los que tú podrías conseguir por ti mismo y en ese tiempo.

Si quieres construirte una casa, buscas a un arquitecto; si quieres tratarte los dientes acudirás a un dentista y si lo que quieres es mejorar la calidad de tu vida, tus comportamientos y a ti mismo como persona, ¿te sirve cualquiera o recurres al especialista en ese tema, el psicólogo?

Un psicólogo experto en coaching no es sólo un coach, es un especialista  en comportamiento que conoce los procesos implicados en la orientación al logro, el aprendizaje, la motivación, el cambio, las resistencias y la acción y sabe cómo aplicar las técnicas más potentes para potenciar resultados extraordinarios.

Hay estudios científicos que constatan cambios de mayor duración y alcance cuando los procesos de coaching han sido facilitados por psicólogos.

El psicólogo experto en coaching actúa como un entrenador mentalpara que tú encuentres la forma de lograr tus retos. Trabaja con la forma que tienes de abordar el reto: tus pensamientos y sentimientos y no con el reto en sí. De hecho, nos entrenamos en trabajar sin saber exactamente el reto que te planteas para poder centrarnos por completo en cómo te lo planteas.

Por sus conocimientos sobre la persona, el psicólogo experto en coaching va a utilizar numerosos recursos para potenciar que tú alcances lo que te propones.

La relación que se establece está fundamentada en la conversación y las preguntas socráticas, esto es, preguntas para que tú te respondas, reflexiones, explores soluciones, anticipes implicaciones y consecuencias, contemples perspectivas y, en definitiva, puedas decidir qué hacer.

Actúa como un acompañante que:

  • Ofrece feedback: información de cómo estás haciendo y siendo según lo percibe, algo así como actuar de “retrovisor”.
  • Apoya, da fuerza y seguridad en el proceso.
  • Anima para que tengas una perspectiva más amplia y ganas de conseguir lo que te propones.
  • Asiste en el análisis y toma de decisiones con técnicas que te permiten ser más eficiente.
  • Aporta perspectiva para que puedas reencuadrar las situaciones.

Lo que no va a hacer es tomar decisiones por ti, imponerte un plan de acción, solucionarte un problema o juzgarte.

El ROI o “retorno de la inversión” es espectacular. No todos los beneficios son fácilmente cuantificables aunque algunos estudios ofrecen los siguientes resultados:

  • “La Formación puede mejorar el desempeño en un 22%, la Formación acompañada con Coaching mejora el desempeño en 88%”. The International Personnel Management Association.
  • “El Coaching produce un 529% de retorno sobre la inversión y beneficios intangibles significativos para los negocios”. Metrix Global Survey.
  • “La inversión actual en Coaching es una forma de entrenamiento menos costosa y los beneficios son enormes (no necesariamente en términos financieros). El retorno es de 2.000 a 3.000%”.
  • “El 80% de los ejecutivos cree que reciben beneficios del Coaching y solicitan más Coaching en el trabajo. El 93% de los gerentes cree que el Coaching debería estar disponible para todos los empleados independientemente de su antigüedad”. Coaching at WorkSurvey 2002 dirigida porChartered Management Institute.

Esta es una pregunta importante para ti, ¿qué vas a ganar con un proceso de coaching?

En los procesos se consigue:

  • CONOCIMIENTO de ti mismo, de tus puntos fuertes, tus áreas de desarrollo y tus frenos.
  • CONFIANZA en que puedes alcanzar tu reto.
  • DESBLOQUEO de creencias, sentimientos y hábitos que te frenan.
  • APRENDIZAJE de nuevas formas de pensar, sentir y actuar para conseguir tus objetivos.
  • DESARROLLO personal profundo.
  • AVANCE en tu camino hacia tu reto.
  • RESULTADOS extra-ordinarios en la consecución de tus objetivos.

Desde el primer momento, amplias tu perspectiva para enfocarte con más acierto en tus objetivos, tomas consciencia de tus habilidades, aprendes a minimizar las limitaciones y potenciar las fortalezas. Confianza, autoestima, decisión son algunos de los resultados inmediatos, lo que incrementa tu capacidad de alcanzar tus retos.

Y además:

  • MOTIVACIÓN para fijarte objetivos y alcanzarlos.
  • PROYECCIÓN a un futuro elegido.
  • CAMBIAR patrones emocionales, de pensamiento y hábitos que te limitan por nuevos patrones capacitantes.
  • ELIMINAR bloqueos y conflictos.
  • SUPERAR los límites personales.
  • SER más consciente de ti mismo, de tus capacidades y elecciones.

Esta metodología es apropiada para ti si eres libre en tu voluntad y capacidad de acción y te encuentres ante situaciones que no sabes muy bien cómo manejar o te sientes limitado para hacerlo. Por ejemplo, si quieres tomar alguna decisión, definir tus metas, reorientar tu vida, adaptarte mejor a los retos del trabajo, mejorar tus relaciones, en definitiva, si quieres sentirte más a gusto contigo mismo.

Para que puedas ser cliente de coaching necesitas:

  • Disposición a invertir un tiempo y una dedicación al proceso y las implicaciones que conllevan las decisiones que tomas.
  • Disciplina para llevar a cabo tus compromisos.
  • Voluntad de cambio.

Honestidad contigo mismo para darte cuenta de qué haces, cómo y para qué.

Es un proceso pactado en el que se realizan una serie de sesiones de trabajo, habitualmente entre 6 y 8, focalizadas en la meta que quieres alcanzar. El medio básico es la conversación fundamentada en las preguntas que junto a la utilización de diferentes técnicas y recursos llevan al cliente a tomar consciencia y establecer los pasos que se compromete a dar para alcanzar sus metas. La secuencia entre sesiones las pactáis entre ambos, coach y tú.

El Psicólogo experto en coaching no va a decirte lo que tienes que pensar, sentir o hacer, te acompañará para descubrirlo por ti mismo apoyado por su competencia técnica y la metodología del coaching.

Tres son las claves diferenciales del coaching con respecto a la consultoría, la formación, el mentoring o la clínica.

  • La primera: El coach no se posiciona frente a ti como un experto, sino como un acompañante, de igual a igual.
  • La segunda: El PsEC trabaja con la forma en que tú piensas, sientes y actúas con respecto a tus retos. Se focaliza en el continente, no en el contenido. Es decir en cómo abordas tu reto y no tu reto en sí.
  • La tercera: Tú tienes capacidad plena de acción y los recursos necesarios para conseguir tus metas.

Diferencias con la psicología clínica o psicoterapia

A fuerza de decirlo parece que es verdad que la terapia se orienta al pasado y no se focaliza en la acción futura. Lejos de ser verdad, como Psicólogos Expertos en Coaching sabemos que numerosas terapias se centran en el presente y en la generación de acción futura. Esta no es la diferencia, sino que tú, cuando requieres terapia, de alguna forma  estás frenado por tus pensamientos, eventos traumáticos y aprendizajes de tal forma que te limitan a que por ti mismo puedas cambiar tu situación. De ahí que necesites la intervención experta de un psicólogo clínico que te guíe en la dirección adecuada.

Diferencias con la Consultoría

En la consultoría se utiliza la experiencia y conocimientos del consultor para diagnosticar problemas, encontrar soluciones e implementar nuevos procesos en las áreas en las que el consultor es experto.

Este servicio es diferente del que debe aportar un coach que sólo debe ser experto en el acompañamiento. Si hiciera labor de consultoría estaría dándole al cliente sus propias soluciones y no permitiendo que el cliente encuentre las suyas.

Diferencias con el Mentoring

El Mentoring es un proceso en el que una persona con gran experiencia guía a otra en el mismo área, compartiendo con su “aprendiz” sus conocimientos.

De nuevo es diferente del coaching puesto que el mentor evalúa, decide, propone acciones a su cliente que le resultan conocidas y válidas desde la posición que le da su experiencia y que pueden ser útiles o no para el aprendiz.

El proceso de Coaching suele constar de entre 6 y 8 sesiones, aunque esto se cierra en la conversación inicial dependiendo del alcance del reto y la experiencia del cliente con esta metodología. Finaliza cuando el cliente alcanza su objetivo. También ocurre que se amplía el número de sesiones cuando han surgido nuevos objetivos.

Las sesiones se programan entre cliente y coach por tanto, con una periodicidad entre las mismas pactada por ambos de antemano.

Responsabilidad del PsEC

  • Trabajar cumpliendo las normas legales vigentes y, en concreto, siguiendo el Código Deontológico de los Colegios Oficiales de Psicólogos de España y la LOPD (Ley orgánica 15/99, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal) y de los países donde se ejerza.
  • Confidencialidad en todos los aspectos del proceso que pudieran identificarte.
  • Derivarte a otro profesional si lo considera más beneficioso para ti, ya que estamos .
  • Suspender el proceso en caso de que no se produzcan avances o surja algún tipo de conflicto.
  • Mantener un registro de clientes para documentar sus horas de ejercicio profesional.
  • Acompañarte con honestidad y sinceridad.
  • Aportarte feedback sobre el proceso y sobre ti mismo.

 

Responsabilidades del cliente

  • Mantener el proceso pactado, asistiendo puntualmente a las sesiones.
  • Comprometerte a cumplir las acciones que decides.
  • Ser honesto contigo mismo.
  • Decidir cambiar y asumir el trabajo que conlleva.
  • Asumir la responsabilidad al 100% tanto de lo que decides y haces como de lo que no haces.

La relación que se establece entre coach y cliente se basa en la mutua aceptación, la confianza y el compromiso. El coach potencia la autonomía del cliente y no adopta en ningún caso un rol de superioridad por lo que no se genera dependencia psicológica.

Sí, porque toda profesión que trate con el bienestar de las personas tiene que acogerse a una reflexión ética y unas normas deontológicas muy claras para proteger los derechos del cliente.

Como psicólogos expertos en coaching colegiados, seguimos el Código Deontológico de los Colegios Oficiales de Psicólogos de España y,, en su caso, de los países donde ejercemos.

http://www.copmadrid.org/web/files/ciudadanos_codigodeontologico.pdf

Además, alguno de nosotros, como miembros de otras asociaciones profesionales, sigue también el código de éstas.

Queremos destacar los principios que se expresan en el Artículo 6º: Respeto a la persona, protección de los derechos humanos, sentido de responsabilidad, honestidad, sinceridad para con los clientes, prudencia en la aplicación de instrumentos y técnicas, competencia profesional, solidez de la fundamentación objetiva y científica de sus intervenciones profesionales.